ok-alimentacion

Por Ing. Agr. Mauro Mortarini, Presidente de AAPPCE.

El 16 de octubre de cada año, se celebra el Día Mundial de la Alimentación. Fue proclamado en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Su finalidad es concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. El día coincide con la fecha de la fundación de la FAO en 1945.

Según la ONU, el mundo necesita producir un 50% más, para alimentar a 9000 millones de personas en 2050. Sin embargo, por un lado, debemos repensar nuestros sistemas de producción de alimento, para que los recursos naturales empleados en este proceso, mantengan su productividad en el futuro. Por otro, en distintos puntos del mundo, la sociedad exige seguridad alimentaria.

En el primer caso, Argentina, ha sido pionero en poner en marcha y adoptar masivamente, la siembra directa. Los beneficios sobre el cuidado y salud de los suelos han sido inmensos. Sin embargo, nuestro sistema de agricultura actual, basado en una alta superficie de campos bajo arrendamiento de corto plazo, limita la implementación de rotaciones de cultivos con mayor aporte de carbono. Las políticas de los últimos años en nuestro país, colaboraron de manera significativa en el avance del cultivo de soja, en detrimento de la producción de gramíneas. La puesta en marcha de una adecuada ley de arrendamientos en Argentina, sin dudas, pondría en la vanguardia una vez más a nuestros sistemas de producción de granos y carnes, como modelo sustentable.

En el segundo caso, la Junta de jefes ejecutivos de las Naciones Unidas en 2008, estableció un equipo de tareas de alto nivel en seguridad alimentaria mundial. Su objetivo es que la comunidad internacional impulse una respuesta integral y unificada al reto que supone alcanzar la seguridad alimentaria y nutricional en todo el mundo. Nuestro país, no es ajeno a esta demanda y, desde AAPPCE, creemos que es una gran oportunidad para motorizar y desplegar todo el conocimiento que tenemos en el sector para garantizar una agricultura segura.

Desde hace apenas 3 años en este contexto nació AAPPCE como una generación de profesionales (y productores que se van sumando poco a poco) que tienen como desafío incentivar la producción sustentable y segura, poniendo foco en las buenas prácticas de la protección de los cultivos. Todos en forma conjunta, desde nuestra posición, vamos logrando ese objetivo. En un día como hoy, es bueno que reivindiquemos nuestro compromiso en ese sentido.