Una nueva tecnología que permite aumentar el rendimiento potencial del cultivo de soja y que genera altas expectativas entre los diferentes actores del sector agropecuario. Se trata de Tango 4S, una inédita variedad de soja cuya principal característica es generar alto porcentaje de vainas con 4 semillas.

Más ciencia, mejor producción.

Creada en el ámbito del Instituto de Investigaciones en Ciencias Agrarias de Rosario (IICAR), un Instituto de doble dependencia CONICET-UNR, que tiene como Unidad Ejecutora al Laboratorio de Fisiología Vegetal de la Fac. Cs. Agrarias UNR; la variedad de soja Tango 4S es una creación fitogenética cuya principal característica es su alto porcentaje de vainas con 4 semillas (65-70 %). Lo que da como resultado que el número promedio de semillas por vainas sea de 3,7. En la actualidad ninguna de las variedades comerciales de soja posee un número promedio de semillas por vaina mayor a 3.

Este aumento en el porcentaje de vainas con 4 semillas habilita el incremento del número total de granos por planta, siendo la Tango 4S la primera variedad de soja inscripta con esta característica. Se destaca, además, que el aumento en el número de semillas por vaina se logró sin disminuir el peso unitario de las semillas.

Según comenta el Dr. Álvaro Quijano, uno de los integrantes del equipo de investigación, el impacto sobre el rendimiento potencial de la Tango 4S es muy alto, ya que “un aumento en el número de semillas por vaina impacta directamente en el número de semillas por unidad de superficie del cultivo, que es el componente reproductivo más asociado con el rendimiento”, y agrega que “además el número promedio de semillas por vaina es un carácter muy estable. Esto quiere decir que se va a expresar independientemente del ambiente al que sea expuesto el cultivo”.

Uno de los valores agregados de esta nueva variedad es su desarrollo mediante control genético sin incorporación de materiales transgénicos. “El alto porcentaje de vainas con 4 semillas es un carácter de herencia cuantitativa, es decir que la expresión del carácter (fenotipo) está controlado por varios genes. Estos genes son naturales (propios) de la especie Glycine max [L.] Merril y fueron acumulados en la variedad Tango 4S a través de un proceso de mejoramiento”, indica Quijano acerca del proceso de investigación, y menciona que al tratarse de genes propios de la especie hace que no tenga ninguna restricción de uso, ni en lo referido al proceso de incorporación a germoplasma elite de soja, como tampoco en la necesidad de autorizaciones especiales para su comercialización. Por otra parte, el desarrollo de la Tango 4S  marca un plus extra,  como una posible alternativa del ámbito científico a la sociedad acerca de la discrepancia presente por los organismos genéticamente modificados: “al tratarse de genes propios de la especie, la incorporación de esta característica al germoplasma comercial no generará rechazo en el sector de la opinión pública que se opone a los eventos transgénicos”.

Otra de las buenas nuevas de la Tango 4S, es que las diferentes evaluaciones realizadas hasta el momento, subrayan una buena performance agronómica. De este modo aumenta su valor como germoplasma dador de esta característica y facilita su incorporación rápida al germoplasma elite de soja para aumentar el potencial de rendimiento de nuevas variedades comerciales.

Desafíos  

El éxito del proceso productivo depende no solo de un buen producto, sino también del correcto acoplamiento con factores ambientales, de la genética y fundamentalmente del manejo y control que hacen de forma articulada productores y profesionales agronómicos. “Este nuevo germoplasma aporta al componente genético del rendimiento potencial, es decir,  mejora la capacidad productiva de la variedad que, como toda variedad, debe ser colocada en condiciones óptimas para expresar su máximo potencial”, aclara el investigador y señala que “este último aspecto tiene que ver con el manejo agronómico del cultivo que en última instancia depende de los Ingenieros Agrónomos y de los Productores, que son quienes toman las decisiones tendientes a combinar, de la mejor manera posible para cada situación particular, las ofertas ambientales y genéticas para lograr el máximo provecho del proceso productivo”.

En términos de expectativas, la Tango 4S se perfila con repercusiones favorables en el sector socio-económico vinculado con el cultivo de la soja. Productores y agrónomos han visto con buenos ojos su desarrollo. En la actualidad, la posibilidad de adopción generalizada de esta tecnología dependerá del interés de las empresas semilleras para incorporarla en sus respectivos programas de mejoramiento y lograr que la misma llegue cuanto antes al mercado.


Ficha técnica de la investigación

Título

Obtención de Variedades de Soja con Alto Porcentaje de Vainas con Cuatro Semillas

 Institución

Instituto de Investigaciones en Ciencias Agrarias de Rosario  (CONICET-UNR), Laboratorio de Fisiología Vegetal, Fac. Cs. Agrarias, UNR (Zavalla, Santa Fe, Argentina).

Director del proyecto de investigación

Eligio N. Morandi, Ing. Agr. Prof. Titular de Fisiología Vegetal, UNR (retirado). Actualmente Investigador Contratado del CONICET en el IICAR.

Integrantes

Dra. Julieta S. Bianchi (IICAR-UNR)

Dr. Carlos O. Gosparini (IICAR-UNR)

Lic. Biotec. Nidia H. Montechiarini (UNR)

Dr. Alvaro Quijano (UNR)